TOP

Consejos para el cuidado de sus modelos LANA GROSSA

Respetar los consejos de cuidado
Para que pueda disfrutar el máximo tiempo posible de los jerséis tejidos por usted, es imprescindible que respete los consejos de cuidado indicados en las etiquetas de los hilos. Ahí encontrará indicaciones importantes como la temperatura y el tipo de lavado y otros datos.

Conservación
Los modelos tejidos (también los comprados) deben guardarse en posición horizontal. Si se cuelgan de una percha, su propio peso los deformará.
Además, el lugar donde vaya a guardarlos debe estar a salvo de la luz del sol. De lo contrario perderán su color, porque hasta la fecha todavía no se ha encontrado la forma de teñir la lana de manera que resista a la luz natural.

Lavado
El lavado debe realizarse con extrema cautela. Lave la prenda tejida siempre del revés, de esta manera no castigará tanto la parte visible.
Utilice siempre un detergente líquido para prendas delicadas o lana. De esta manera evitará que los residuos del detergente se queden en la ropa.
No lave nunca sus prendas de lana con suavizante, ya que la lana perdería rápidamente su elasticidad. Los hilos con «superwash» son totalmente incompatibles con el suavizante.
La indicación «fácil de lavar» en los hilos para tejer a mano no significa necesariamente que se pueden meter en la lavadora, solo que las prendas tejidas con ellos se lavan con facilidad y secan rápidamente.

Si no está seguro al respecto o la etiqueta lo recomienda expresamente, tenga en cuenta las siguientes indicaciones para el lavado a mano: las prendas tejidas no deben ponerse a remojo, ya que se apelmazan. Durante el lavado, no apriete ni frote la prenda en exceso, y no la cepille ni la escurra nunca. Lave la prenda con agua fría o ligeramente templada y aclárela varias veces con abundante agua limpia.

Si la calidad permite el lavado a máquina, escoja el ciclo suave para prendas delicadas y un centrifugado a bajas revoluciones. El llenado de la máquina debe reducirse un tercio.
Todavía mejor es elegir el programa de lavado a mano, disponible en la mayoría de las actuales lavadoras. En este ciclo, el tambor no realiza giros completos, sino que va moviendo las prendas hacia uno y otro lado, como si fuera una cuna. En este caso, el llenado de la máquina debe reducirse dos tercios.

Ciclo de lavado normal
Ciclo suave para prendas delicadas, reducir un tercio la cantidad introducida
Ciclo suave especial (programa de lavado a mano), reducir dos tercios la cantidad introducida
Lavado a mano
Los números en la pila indican la temperatura máxima, que no debe ser rebasada, las barras bajo la pila indican un trato particularmente delicado

Secado
Nunca hay que escurrir las prendas de punto, el agua sobrante debe ser solo «exprimida». Luego se coloca la prenda entre dos toallas, se enrolla y se presiona ligeramente. A continuación, extienda su prenda de punto sobre una toalla seca, estírela hasta que adquiera la forma correcta y déjela secar en posición horizontal. Evite exponerla a la luz directa del sol, ya que los colores podrían desteñirse.
La mayoría de los hilos no resisten la secadora. Pero si se indica expresamente que son aptos para la secadora, escoja el programa más bajo.

Secar en posición horizontal
Secar con carga térmica reducida (máx. 60° C)
Secar con carga térmica normal
No se permite el secado en secadora.
Los puntos indican el nivel de secado de la secadora.

Lejía
Aquí la lejía no es tan habitual como en otros países. No obstante, para decolorar las manchas de la ropa sí que utilizamos de vez en cuando detergentes que contienen blanqueadores. Pero cuidado, ¡estos productos solo deben utilizarse si el triángulo no está tachado!

Se permite el uso de lejía.
No se permite el uso de lejía ni de detergentes con blanqueadores.

Limpieza en seco
Algunos hilos no deben someterse a una limpieza con agua. Deben enviarse a la tintorería.

Limpieza normal
Limpieza especial para tejidos delicados
No se permite la limpieza en seco.
Las letras en el círculo indican qué disolvente utilizar, la raya bajo el círculo indica la necesidad de no excederse con las cargas mecánicas, la adición de humedad y la temperatura durante la limpieza.

Plancha
La lana natural tiene una gran elasticidad que le permite recuperar su forma original en caso de arrugas y pliegues. Solo tiene que dejar su prenda de punto colgada fuera una noche o en el cuarto de baño mientras se da una ducha caliente. La humedad ambiental se encargará de eliminar todas las arrugas.
No obstante, si en casos excepcionales necesita planchar su prenda de punto, ponga la plancha a la temperatura mínima. ¡Y solo si está permitido expresamente!
Lo mejor es alisar su prenda de punto aplicando el vapor de su plancha, pero solo hay que aplicar vapor, ¡sin tocarla!

aprox. 110 °C
aprox. 150 °C
aprox. 220 °C
Bügeln ist nicht erlaubt.

Un último consejo
Si no sabe cómo eliminar una mancha en concreto (p. ej. grasa, tinta, sangre...), pida consejo en una buena tintorería antes de actuar.
Conserve una etiqueta original y anote qué prenda ha tejido con ese hilo o lana. Así podrá consultar en cualquier momento los consejos de cuidado para su jersey favorito.